172 días

172 días pasaron entre el 11/06/13 y el 30/10/13.

Ahora parecen pocos, sin embargo al transitarlos parecieron una eternidad.

En apenas 172 días, mi viejo pasó de un dolor de espalda a irse de este mundo. No fue un camino sencillo. No hay caminos sencillos en este aspecto.

Hacía pocos días me había desvinculado de la empresa donde trabajaba, así que tuve el tiempo que él y mi familia necesitaban. Pude estar ahí.

Me di cuenta entonces que el camino que había transitando durante años era el equivocado. El camino correcto es el que te mantiene cerca de tu familia, tus amigos, tus afectos… esas cosas que no podés comprar aunque trabajes 24hs por día, porque no se pueden comprar.

Me resultó mucho mas sencillo entender el concepto de “andar liviano”. También dejé de preocuparme por cosas que antes me quitaban el sueño.

Sobre el final, estuvimos muy cerca. Hablamos, discutimos y compartimos muchas cosas.

Pero lo más importante es que siento que junto a Robert (mi hermano) pudimos hacerle honor a una frase que siempre nos repetía: “los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera”…

Estos eventos te paran en seco y te hacen preguntarte muchas cosas. Creo que algunas de las respuestas están en el video.

Antes de morir quiero…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s